miércoles, 18 de enero de 2017

El Loto azul la evolución de un autor



 Se sabe que a partir del Loto Azul, Hergé empezó a documentarse afondo, para sus nuevos trabajos. Fue el padre Gosset, un capellán de los universitarios   chino de Lovaina, el que al enterase que en su futura aventura viajaría a China pidió a Hergé que se documentase y no se dejase influenciar por los tópicos europeos sobre el pueblo chino, Hergé acepto la petición de del religioso y de esta manera en 1934 conoció a  Tchang Tchong-yen, de la mano de Gosset. Tchang colaboro con Hergé en el Loto azul dotándolo de realismo, y es aquí donde se da una muestra de la evolución de Hergé.
Cuando Tintin salva a Tchang, este se sorprende de que un europeo arriesgue su vida por un chino argumentando que creía que todos los europeos eran malos, Tintin le responde que no todos son malos pero que los pueblos se conocen mal entre ellos, ya que algunos europeos creen  que los chinos son crueles y pasan el tiempo inventado martirios.



Unos años antes fue ese mismo Hergé que en Loto no dejo influenciarse  por los tópicos el que en el país de los soviets represento a si a dos chinos.




martes, 17 de enero de 2017

Personajes blanqueados



Cuando los álbumes coloreados se pusieron a la venta en los Estados Unidos, los editores estadunidenses solicitaron a Hergé que redibujase algunos de los personajes que en origen eran negros y los convirtiese   en blancos.  Con las distintas reediciones este cambio se generalizo y encontrar la versión antigua se hace difícil por en la actualidad  en una de las innumerables curiosidades tintinofilas.

El primer ejemplo lo tenemos en la segunda  viñeta de  Tintin América, donde uno de los gánster de Al capone aunque sigue siendo negro tiene unos rasgos menos gruesos.




En la plancha 29, el portero del banco pasó  a ser blanco.


En la página 47, la madre y el hijo, cuyos llantos Tintin confunde con Milú,   fueron reconvertidos en blancos.




Posteriormente  en el cangrejo de la pinzas de oro, el personaje de Jumbo, uno de los secuaces de Allan, fue en origen negro y sustituido por blanco.



Y en el mismo álbum otro de los malos, también sufrió la transformación.



En esta ocasión me atrevo a decir que  cambio de cangrejo  le ahorro a Hergé quebraderos de cabeza, ya que es posible que hubiesen utilizado las viñetas para acusarle de racista


*Gracias a quien  las merece por facilitarme la viñeta de Jumbo.

miércoles, 11 de enero de 2017

Soviets en color








Hoy sale a la venta la versión coloreada de Tintin en el país de los soviets, el único álbum que hasta la fecha no estaba coloreado, el responsable de su de dar color a la obra de Hergé es Michel Bareau, director artístico de Studios Hergé. Estarán disponibles dos ediciones, una por 15 euros y otra por 32 euros que contendrá comentarios de Philippe Goddin.
Para la versión en castellano parece ser  que tendremos que esperar a finales de 2017.

martes, 10 de enero de 2017

88 Aniversario








Hoy, celebramos el 88 aniversario de la primera aparición de Tintin acompañado de su inseparable Milú. Fue en forma de tiras de viñetas en el periódico  católico Le Vingtième Siècle, más concretamente en su suplemento infantil Le Petit Vingtième, lo que posteriormente se convertiría en el álbum “Tintin en el país de los Soviets”, el único álbum que no fue redibujado en color…

…al menos  hasta ahora por que mañana se pondrá a la venta una edición coloreada de este álbum

martes, 27 de septiembre de 2016

Opinión: Hergé por el mismo



Acabo de terminar el libro de Hergé por el  mismo.

Es  de fácil y rápida lectura, está  compuesto por extractos de cartas, entrevistas y declaraciones de Hergé a distintos medios y personas, acompañadas de imágenes que en su mayoría son ampliamente conocidas.
Personalmente tenía ganas de que publicase en castellano ya que anteriormente estaba en francés e ingles, y debido a su pequeño tamaño siempre los considere un libro fácil de traducir.

Un libro recomendable  sobre todo para lectores que quieran conocer un poco sobre la vida de Hergé sin entrar en grandes libros.